“El divorcio no es el final”, por el juez Ángel Luis Campos

Recuperamos esta maravillosa carta del juez de familia de Gijón, Ángel Luis Campos, dedicada a padres y madres divorciados, publicada el pasado mes de febrero.

En ella, el magistrado habla sobre la separación y/o divorcio como una nueva realidad familiar y cotidiana de nuestra sociedad. Una nueva realidad que nos afecta a todos y a todas, y para la que es necesaria prepararse, no solo desde el ámbito familiar más cercano (padres, madres…), sino también desde la familia extensa (abuelos/as, tíos/as…), la escuela …

Ángel Luis Campos nos anima a reflexionar sobre las consecuencias relacionadas con el cambio a este nuevo modo de familia, especialmente en lo que se refiere a los hijos e hijas que, en muchos casos, se encuentran envueltos en conflictos interminables entre padres y madres, y que, de una forma u otra, pueden afectarles negativamente en una fase tan importante de su desarrollo vital.

“Lo que acaba es la pareja, no la familia” asegura el magistrado haciendo hincapié en que siempre se tenga en cuenta que “nuestros hijos/as no han tomado la decisión de venir a este mundo, hemos sido nosotros, sus progenitores, los que, de forma consciente o accidental, hemos puesto los medios para su llegada”.

Durante su reflexión aborda el nuevo concepto de familia que surge de la ruptura de pareja, la responsabilidad en esta, la tendencia a recurrir a medios judiciales para la resolución del conflicto y, lo más importante bajo nuestro punto de vista, la necesidad de una buena orientación profesional y el papel fundamental de los hijos e hijas durante el proceso.

Termina dirigiéndose a futuras familias: “Si los que estáis leyendo esta carta, no tenis hijos aun, valorar que por lo general estas situaciones de crisis y falta de entendimiento en la pareja, no se suelen arreglar teniendo un hijo. Más bien, esa decisión, habitualmente agrava aún más la crisis, y complica mucho más su solución. Pues como dije antes, los hijos no deben ser una herramienta para usar y obtener un fin”.

Puedes leer la carta completa en el siguiente enlace:

“El divorcio no es el final”, por Ángel Luis Campos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *