Día Internacional de la Mujer

El 8 de marzo, se celebró el Día Internacional de la Mujer. Este día conmemora la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos, pero no solo el 8 de marzo, sino hoy, mañana y siempre.

Actualmente, se podría pensar que ya se ha alcanzado esta igualdad, que tanto hombres como mujeres tienen los mismo derechos y deberes, que la desigualdad es cosa del pasado. Y aunque en el papel, si existe esta igualdad, la realidad y sus datos escalofriantes nos demuestran que esto no es así.

  • A pesar de que hay más mujeres con estudios superiores, estas son las más afectadas por el paro o el desempleo.
  • Solo el 34,5% de las empresas mundiales son propiedad de mujeres.
  • 2.100 millones de niñas y mujeres viven en 67 países que al ritmo del desarrollo actual no alcanzarán para el 2030 los objetivos claves en materia de igualdad de género. Estos son el acceso a la anticoncepción, la educación de las niñas, el liderazgo político, las leyes de igualdad en el ámbito laboral y la seguridad.
  • Solo el 28% del personal de investigación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas son mujeres. Estos ámbitos son un ejemplo de cómo afectan los roles de género en la sociedad.
  • El 47% de la población mundial cree que los hombres son mejores líderes políticos que las mujeres.
  • Aproximadamente 1 de cada 3 mujeres sufren acoso en el trabajo en la Unión Europea. Hoy en día, solo un 8% de las empresas tiene registrado un plan de igualdad en España.
  • En cuanto a las tareas domésticas, las mujeres dedican el doble de horas a la semana que los hombres.  

Estas distintas realidades nos hacen reflexionar ¿realmente consideras que vivimos en una sociedad igualitaria?

  • Todavía son muchas las mujeres que tienen miedo a caminar solas por las calles.
  • Todavía son muchas las mujeres que realizan doble jornada en su día a día, viéndose obligadas a compaginar su trabajo con las tareas domésticas.
  • Todavía son muchas las mujeres que se encuentran con dificultades para acceder a los puestos de alto cargo (techo de cristal).
  • Todavía son muchas las mujeres que viven situaciones discriminatorias en los diferentes ámbitos de su vida.
  • Todavía muchas mujeres tienen el papel de cuidadora principal de sus hijos e hijas o personas dependientes de la familia.  

Y es que todavía… Siguen existiendo numerosas situaciones que se producen cada día y que muestran las desigualdades existentes.

Es responsabilidad de todos y de todas ser consciente y saber reconocer estas actitudes, comentarios, pensamientos y/o comportamientos machistas, en definitiva, estas desigualdades, para comenzar a cambiarlas y movernos hacia una sociedad basada en valores como la igualdad, el respeto, la empatía y la corresponsabilidad en el hogar entre otros.

Una sociedad en la que cada mujer sea libre de escoger su futuro, en la que se sienta libre de elegir su profesión, en la que pueda decidir sobre su cuerpo, en la que pueda tomar libremente las decisiones de su vida personal, en la que pueda decidir si ser madre o no, tener pareja o casarse, en la que no se sienta frustrada por los estándares de belleza ni presionada por cumplir con las exigencias impuestas por la sociedad.

En conclusión, nos enfrentamos al reto de deconstruir para volver a construir una sociedad mejor, donde cada mujer sea lo que quiere ser. 

✅ Desde +Familia estamos comprometidos/as a ser parte del cambio. ¿Y tú? ¿Te sumas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram