Punto de Encuentro Familiar

¿Qué es un Punto de Encuentro Familiar?

Un Punto de Encuentro Familiar se trata de un recurso público y gratuito cuyo objetivo es velar por el bienestar superior de los y las menores, y defender su derecho fundamental a mantener relación con sus progenitores y familias de origen, en unas condiciones en las que estos vínculos resulten no perjudiciales para el o la menor.

El Punto de Encuentro Familiar es un recurso psicosocial que nace con la idea de servir como alternativa a las familias que hayan pasado por un proceso judicial y se encuentren experimentando problemáticas que puedan afectar al bienestar superior de los y las menores.

Se trata de un recurso temporal y neutral.

.

¿Por qué es necesario un Punto de Encuentro Familiar?

En ocasiones tras una resolución judicial surgen entre progenitores enfrentamientos y litigios que precisan de una intervención objetiva y neutral. También se dan situaciones de gravedad añadida como la Violencia de Género.

Éstas y otras situaciones pueden suponer un riesgo para el bienestar de los y las menores. En este sentido, el PEF actúa como un lugar de prevención de conflictos en el que se ofrece un lugar de encuentro que pretende garantizar la seguridad, confianza y relación positiva de los y las menores con sus progenitores, así como una alternativa de intervención sobre aspectos psicosociales, afectivos y emocionales.

.

Un Punto de Encuentro Familiar con Perspectiva de Género

La perspectiva de género nos permite contar con protocolos de actuación específicos en casos de Violencia de Género, cuyo objetivo será garantizar la seguridad de mujeres y menores víctimas de violencia, impidiendo el contacto entre la mujer y su ex-pareja y garantizando un ambiente tranquilo, controlado y seguro para que los/as menores se relacionen con el progenitor. Además, el equipo técnico informa al juzgado sobre las características de la relación entre el progenitor no custodio y sus hijos e hijas.

.

¿Qué atención se da en un Punto de Encuentro Familiar?

  • Entregas y recogidas: el PEF es el punto de entrega/ recogida del/la menor.
  • Acompañamientos: la relación menor-progenitor se da fuera del espacio del PEF junto a un/a profesional.
  • Visitas no tuteladas: la relación menor-progenitor se desarrolla sin la presencia constante de un/a profesional.
  • Visitas tuteladas: la relación menor-progenitor se desarrolla bajo la supervisión de un/a profesional.

La derivación de las familias procede por vía judicial o desde Servicios de Atención a Menores, atendiendo principalmente a:

  • Familias con alta conflictividad.
  • Familias con circunstancias de salud, personales o familiares que requieran la supervisión de los encuentros: violencia, consumo…
  • Menores que rechacen el contacto hacia su progenitor/familiar.
  • Familias en las que haya impedimentos para la relación entre el/la menor y un/a progenitor/a.

Para obtener más información sobre el recurso puedes contactar en:

  • Teléfonos de contacto: 828 731 227 o 623 470 501
  • Email pefarrecifemasfamilia@gmail.com

Nos encontramos en Calle Fray Luis de León Nº1, Esquina El Salvador Nº4, Arrecife 35500 Las Palmas.


«Quienes hablan contra la familia no saben lo que hacen,
porque no saben lo que deshacen»

(Gilbert Keith Chesterton)

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram